Top Nimbos te trae los mejores consejos para el descanso de los niños

Cuando tenemos un hijo nos abordan muchas preguntas y preocupaciones que anteriormente no se nos pasaban por la cabeza. ¿Estaré haciéndolo bien? ¿Estoy preparado para ser madre o padre? ¿Cómo sé si esto es lo correcto?

En Top Nimbos no tenemos la respuesta a todas tus preguntas, pero sí podemos aconsejarte para que consigas conocer mejor el sueño infantil. Hay muchas consideraciones, pero lo que está claro es que los más pequeños de la casa, también necesitan ayuda para evitar dormir poco.

Aunque no es una ciencia exacta, existen varios trucos y técnicas que ayudarán al sueño infantil. ¿Cómo dormir un bebé? ¿Debe tenerse en cuenta la edad de nuestro hijo?

¿Cuántas horas deben dormir los niños?

Según la Academia de la Medicina del Sueño de Estados Unidos las horas recomendadas oscilan entre 16 horas para los bebés y 8 horas para los adolescentes. Como en un adulto, dormir más o menos de las horas recomendadas puede afectar al insomnio infantil, lo cual puede provocar ansiedad en niños, además de otros trastornos del sueño.

Lo ideal según las edades, es seguir estas recomendaciones:

  • Bebés de 0 a 3 meses: entre 14-17 horas cada día, aunque no te preocupes si no consigues que lo haga más de 12 horas.
  • Bebés de 4 a 11 meses: Entre 12 y 15 horas. Recuerda que se trata de una aproximación.
  • Niños pequeños de 1 a 2 años: al menos 9 horas al día, aunque lo mejor para su correcto descanso es que oscile entre 11 y 12 horas.
  • Niños entre 3 y 5 años: lo ideal sería de 10 a 13 horas, pero sobre todo considera que no duerma menos de 7.
  • Niños entre 6 y 13 años: lo saludable sería que oscilase entre 9 y 11 horas.

Un niño dormido es un niño feliz

niño dormido feliz

Hay que tener claro que el descanso del niño y el del adulto debe cuidarse por igual, por lo tanto, hay que pensar en cuidar las condiciones de sueño de los niños para ayudarlos a dormir mejor.

Elegir un buen colchón como uno con topper viscoelástico, así como unas almohadas cómodas, es una de las consideraciones que hay que tener en cuenta. Como hemos dicho antes, aunque con algunas diferencias, lo que no hay que olvidar es que, aunque sean una versión pequeña de nosotros, siguen siendo personas. Al igual que hay que cuidar su alimentación, tienes que conocer algunas técnicas para dormir y favorecer el descanso infantil.

Otro de los consejos que puede ayudarles es encontrar una música o una canción para dormir. Un ritmo constante y agradable al oído puede ayudar a que tu hijo consiga descansar.

Sueños de adolescencia

Si hablamos de los adolescentes, hay que tener en cuenta que están en la edad en la que empiezan a conocer las responsabilidades y en la que afloran las primeras preocupaciones y enfermedades de carácter psicológico, por lo que tener una buena comunicación puede ser crucial para que consigan un buen descanso.

En este caso, también hay que considerar que una buena cantidad de horas para su correcto descanso es de 10.

En estas edades es importante controlar los hábitos previos a irse a dormir, ya que pertenecen al rango de edad que más utilizan los dispositivos móviles, y como ya sabemos, la luz azul no acompaña a la hora de conciliar el sueño.

Recuerda que además de todos estos consejos, puedes conseguir los mejores productos para tu descanso en Top Nimbos.