Dime cómo duermes y te diré tu colchón ideal

A lo largo de nuestra vida, pasamos una media de 23 años durmiendo. ¿No te parece suficiente razón para investir en tu salud comprando un colchón de calidad?

No se suele prestar la importancia suficiente a la compra de un nuevo colchón, de hecho, una de las principales creencias es comprar un colchón por su precio. ¡No! Lo barato siempre sale caro a largo plazo y nunca hay que jugar con nuestra salud.

Acertar con la elección del colchón significa garantizar una buena calidad del sueño. En este artículo de Top Nimbos os vamos a dar las claves para que elijas tu colchón ideal en función de cómo eres y cómo duermes.

En primer lugar, ¿con qué postura sueles dormir?

La forma en cómo dormimos es decisiva para comprar un tipo de colchón u otro y también una almohada u otra.

Si duermes:

  • Boca arriba: debes optar por colchones que tengan una firmeza media, de esta forma, tanto tu espalda como tu cuello estarán en una posición recta.
  • De lado: Necesitas un colchón que sea firme para que te ayude a relajar la tensión de la cadera y de los hombros.
  • Boca abajo: Necesitas una almohada de firmeza baja para que no se creen tensiones innecesarias en el cuello. Si la almohada es demasiado alta y firme, tu cuello no estará recto con la espalda.

¿Eres friolero o muy caluroso?

  • Si no tienes problemas con el frío o el calor: lo mejor es quedarte con un colchón viscoelástico que se adaptará a tu temperatura corporal.
  • Sudas mucho: la recomendación es comprar un colchón de muelles porque son los que mejor transpiran.
  • Pasas mucho calor (todo el año): nuestra recomendación es que incorpores un cubrecolchón para notar la diferencia. En Top Nimbos estamos especializados en sobrecolchones o toppers de viscoelástica, para mejorar la calidad del sueño y el descanso. Si estás interesado, en un topper, visita este ENLACE.

Algunos consejos de Top Nimbos para mantener tu colchón limpio

Aire la habitación cada día y el colchón al menos dos veces al año, coincidiendo con los cambios de estación.

Además, cambia las sábanas cada semana y protege tu colchón con protectores impermeables y con cubrecolchones.

Si eres alérgico a los ácaros, existen almohadas antiácaros que te ayudarán a descansar mejor y dormir más. En Top Nimbos, además de almohadas, contamos con toppers o cubrecolchones que están tratados con Sanitized, por lo que son antiácaros, antibacterías y antihongos.

Una de las causas más habituales de dolor de espalda al dormir es que el colchón ha cogido la forma del cuerpo y ya no tiene la firmeza de antes. Una buena solución es voltearlo cada pocos meses. Por ejemplo, para garantizar un buen mantenimiento, se puede voltear en los meses de abril y octubre.

Además, hay que saber que los colchones no son eternos y que no pueden estar en nuestras casas por siempre. Se recomienda cambiarlo después de diez años pues ya está demasiado adaptado a nosotros y ha perdido toda su firmeza.

Si además de todos estos consejos, aún necesitas más, puedes limpiarlo con un aspirador que sea de filtro HEPA, al menos una vez al año. Con este tratamiento, se eliminarán los posibles alérgenos.

Si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con Top Nimbos y te ayudaremos en la elección del colchón, de la almohada y del topper. Dormir en una nube es posible con Top Nimbos.